Discurso del Embajador Lyu Fan en la Cena con motivo del 45 Aniversario de las Relaciones Diplomáticas entre China y España
16/04/2018

Excma. Dª María Luisa Poncela, Secretaria de Estado de Comercio

Excmo. D. Agustín Conde Bajén, Secretario de Estado de Defensa

Excmo. D. Juan Pablo Riesgo, Secretario de Estado de Empleo

Excmo. D. Pedro Sanz, Vicepresidente Primero del Senado

Excmos. Embajadores:

Sras. y Sres.:

Bienvenidos a esta celebración del 45º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y España.

En nombre de la embajada china y en el mío propio, expreso mi más sincero agradecimiento a Dª..María Luisa Poncela. Su intervención es expresión del alto nivel de la Asociación Estratégica Integral entre China y España.

Quiero agradecer también a los embajadores Felipe de la Morena, Juan Leña, José Pedro Sebastián de Erice, Manuel Velencia, así como a los viejos amigos aquí presentes. Muchas gracias por poner su granito de arena para fomentar el intercambio y la cooperación en diversas áreas entre los dos países.

China y España, emplazadas en los dos extremos del continente euroasiático, y dotadas de historia y civilización milenaria y peculiaridades propias, empezaron los intercambios desde tiempos remotos.

Valiéndose de la antigua Ruta de la Seda por tierra y por mar, ambos países realizaron, antes de los Grandes Descubrimientos del siglo XV, intercambios de mercancías y personas. La España medieval ya era una importante ventana a través de la cual los logros de la civilización china se difundían en Europa.

Gracias al Galeón Manila que hacía la ruta comercial China-Filipinas-México-España, nuestros dos países devinieron líderes del comercio global, lo que fue acompañado por un nuevo resurgimiento del dinámico intercambio entre Oriente y Occidente en ideología, cultura, ciencia y tecnología.

Después de truncado el desarrollo de las relaciones durante cierto tiempo debido a razones históricas, la República Popular China y España establecieron relaciones diplomáticas el 9 de marzo de 1973.

Un lustro después, en el año 1978 los dos países emprendieron cosas importantes: China empezó a llevar a cabo la reforma y la apertura como política fundamental, y España promulgó la nueva Constitución para implantar un nuevo modelo de Estado y de Gobierno.

A partir de entonces, siguiendo un camino de desarrollo acorde a la propia realidad nacional, los dos países lograron que las relaciones bilaterales entraran en una nueva fase de desarrollo. Los esfuerzos hechos por ambos gobiernos y pueblos en los cuarenta y tantos años transcurridos han resultado en un rápido desarrollo de estas relaciones y en fructíferos éxitos que se manifiestan en los sugientes aspectos.

- Confianza mutua política cada vez más sólida.

Como país de la Unión Europea, España es un gran amigo de China y también su importante socio de cooperación, sobre todo después de que en 2005 las relaciones se elevaron al nivel de Asociación Estratégica Integral.

No existen entre ambas partes problemas legados por la historia, nos comprendemos y nos apoyamos mutuamente en los respectivos intereses vitales. Como dos países responsables que participan dinámicamente en los asuntos internacionales, siempre mantenemos una fluida comunicación y cooperación en los importantes temas globales como la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la lucha antiterrorista, el mantenimiento de la paz, la lucha contra el proteccionismo, el afrontamiento al cambio climático, el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible para 2030.

- Activo intercambio de alto nivel.

En junio del año pasado, los dos Jefes de Estado, el presidente Xi Jinping y el Rey Feliz VI, celebraron un encuentro fructífero en la inauguración de la Expo. Astana.

- El presidente Mariano Rajoy se reunió con el presidente Xi cuatro veces durante cuatro años consecutivos: en 2014 en su visita oficial a China; en 2015 en la cumbre de G20 de Antalya, Turquía; en 2016 en la cumbre de G20 de Hangzhou, y en 2017 en el Foro sobre la Ruta de la Seda, en Beijing.

En noviembre de 2016 y en mayo de 2015, el presidente Xi y el primer ministro Li Keqiang hicieron escala técnica, respectivamente, en Gran Canaria y Palma de Mallorca. Ambos se reunieron con la vicepresidente Saenz de Santamaría.

- Avance a pasos seguros de la cooperación económica y comercial y en inversiones.

Ahora China es el mayor socio comercial de España fuera de la Unión Europea, y dentro de ella, España es el sexto socio comercial de China. El comercio bilateral ha crecido de los 12 millones de dólares en 1973 a los 30.940 (treinta mil novecientos cuarenta) millones en 2017.

Cabe señalar que el año pasado el comercio entre los dos países registró un crecimiento récord, superando por primera vez los 30.000 (treinta mil) millones de dólares. Las importaciones chinas crecieron un 30,9%, o sea, 13,3 puntos porcentuales más que el aumento de las importaciones chinas de toda la Unión Europea.

Hasta finales del tercer trimestre de 2017, había unas 700 empresas españolas acreditadas en China. Trabajan 2.400 proyectos por un valor superior a los 3.600 (tres mil seiscientos) millones de dólares. Abarcan principalmente los ámbitos de finanzas, energía, telecomunicaciones y transporte.

Las inversiones chinas en España también han registrado un rápido crecimiento tras la crisis de la deuda europea. Para finales de 2017, las inversiones chinas en existencia había superado los 2.300 (dos mil trecientos) millones de dólares, que abarcan los sectores de energía, finanzas, transporte, telecomunicaciones, infraestructuras, agricultura, industria alimentaria, minería, manufactura de equipos, servicio urbano, cultura, turismo, protección medioambiental, deportes, asistencia médica, etc.

Después que en 2013 China lanzó la iniciativa de la Franja y la Ruta, el tren Yiwu-Madrid, importante proyecto de cooperación en esta iniciativa, empezó a funcionar en noviembre de 2014, uniendo Madrid e Yiwu, el mayor mercado de ventas al por mayor en el mundo.

- Fructífero intercambio en ciencia, tecnología, cultura, educación y turismo.

Ambas partes tenemos un mecanismo de comisión mixta de ciencia y tecnología, que en los últimos años ha alcanzado numerosos éxitos en nanotecnología, energía nuclear, grafito, observación astronómica, biotecnología, manufactura farmacéutica, construcción de ciudades inteligente.

Trabajamos también bajo el mecanismo de comisión mixta de cultura y educación, y hemos establecido recíprocamente centros culturales. Nuestro intercambio cultural se desarrolla con vigor a través de instituciones culturales públicas y populares.

Veamos los siguientes hechos.

- Las celebraciones del Año Nuevo Chino atrae cada año la participación de varios cientos de miles vecinos locales.

- En 1999 en China solo había 12 centros docentes superiores que impartían clases del español, siendo 500 los alumnos inscritos. Ahora, en 100 centros superiores, 20.000 alumnos estudian el español. A partir del semestre de otoño de 2018, este idioma será una de las asignaturas de los centros de bachillerato de China.

- Ahora, más de 10.000 alumnos chinos estudian en centros docentes superiores de España, y 4.000 españoles cursan estudios en China.

- En 2017, 700.000 chinos han viajado a España como turistas, y gastan el triple de la media de los turistas internacionales.

A pesar de los éxitos logrados, somos conscientes de que nuestra cooperación bien podrá elevarse a un nivel más alto.

Por ejemplo, el comercio entre China y España solo ocupa un 5% del comercio que realiza China con la Unión Europea. Las empresas y marcas importantes y tecnologías punteras de España no son suficientemente conocidas en China. No hay grandes proyectos de inversión y cooperación tal como hacemos en comparación con Reino Unido, Alemania y Francia. Además, necesitamos a pesonas conocedoras del ambiente de negocios, las leyes y políticas tanto de China como de España. Es necesario también aumentar los vuelos directos entre ambos países. Una tramitación agilizada de visados para entrar a España es algo imprescindible, etc.

Amigos, gracias a la solicitud y promoción de los dirigentes de los dos países, tenemos enfrente nuevas oportunidades de desarrollo. Apreciamos mucho los éxitos de los 45 años transcurridos, éxitos que no ha sido nada fácil conseguir. Debemos aunar consensos y fuerzas y promover que nuestra Asociación Estratégica Integral alcance nuevas alturas.

Vamos a seguir trabajando para fortalecer el intercambio entre gobiernos, parlamentos y partidos, aumentar el conocimiento mutuo y ampliar los consensos. Queremos hacer esfuerzos junto con el gobierno español para que el presidente Xi Jinping visite España, y el Rey Felipe VI visite China.

China apoya a España en su empeño de mantener la unidad territorial y la cohesión nacional, y espera que España, como siempre, comprenda y apoye la posición china sobre los intereses clave e importante preocupaciones.

China espera seguir cooperando con España en los problemas candentes regionales e internacionales, para mantener la paz y el desarrollo del mundo.

Los dos países debemos conectar estrategias, para abrir y ensanchar nuevas áreas de cooperación. A la luz del espíritu de cooperación y ganancia compartida, nos incumbe poner en juego el debido papel de la comisión mixta de economía y comercio, el Foro España China y otros mecanismos de comunicación y coordinación, porque solo una plataforma dinámica e innovadora conducirá a una mayor explotación del potencial de cooperación.

Otra tarea nuestra consiste en dirigirnos a los países ubicados a lo largo de la Franja y la Ruta y los países latinoamericanos, ayudando a las empresas chinas y españolas a abrirse paso en el mercado de terceras partes.

Vamos a aprovechar bien el tren Yiwu-Madrid y poner en juego la función de nuevas plataformas como el comercio electrónico, elevando así el nivel de la cooperación.

Deseamos que España exporte un mayor número de productos de calidad, y también haga más atractivos los productos turísticos para el consumidor chino. Es necesario superar los prejuicios y obstáculos para dar solución a las fricciones generadas en la cooperación, y mantener su situación general.

En lo que se refiere al intercambio de personas, debemos hacer esfuerzos por sentar las bases populares de nuestras relaciones. Las ventajas y encantos culturales propios de cada país bien merecen un intercambio y aprendizaje mutuo.

Teniendo la importancia que atribuyen ambas partes a la enseñanza del chino y el castellano, debemos hacer que el Centro Cultural de China en Madrid, el Instituto Cervantes en Beijing y los Institutos Confucio jueguen un papel más dinámico en la difusión de los idiomas chino y español.

Amigos, hace unos días, se inauguraron en Beijing las sesiones anuales de la Asamblea Popular Nacional y la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino. Se trata de otro gran acontecimiento después del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China. Se van a elegir y nombrar a nuevos miembros de los organismos del Estado y Gobierno, y se establecerán la hoja de ruta y el calendario de la reforma, la apertura y el crecimiento económico de China.

Antes de terminar, quiero reiterar que el socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en una nueva era.

No se ha modificado ni nuestra condición nacional básica, la de que nuestro país aún se halla y permanecerá largo tiempo en la etapa primaria del socialismo.

No ha cambiado nuestro estatus internacional de mayor país en vías de desarrollo.

China enarbolará la bandera de la paz, el desarrollo, la cooperación y el ganar-ganar, se atendrá a una política exterior cuyo propósito es salvaguardar la paz mundial y fomentar el desarrollo en común, desarrollará firme e invariablemente la amistad y la cooperación con los demás países sobre la base de los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica, e impulsará la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales basadas en el respeto mutuo, la equidad y la justicia, y la cooperación y el ganar-ganar.

Vamos a construir una comunidad de destino de la humanidad, así como un mundo caracterizado por la paz duradera, la seguridad universal, la prosperidad de todos, y la apertura y la inclusión.

Gracias.

Para sus Amigos:   
Imprimir
<