Relaciones China-España: Desde un Nuevo Punto de Partida hacia la Nueva Era
Artículo del Embajador Lyu Fan en la Revista Diplomacia Siglo XXI
02/02/2019

Del 27 al 29 de noviembre de 2018, tuve el honor de acompañar al presidente Xi Jinping en su visita de Estado a España, un acontecimiento de suma importancia para ambos países. Durante la visita, tuvo lugar un gran número de actos oficiales, tales como una cena privada ofrecida por Sus Majestades los Reyes, una ceremonia de recibimiento oficial con los máximos honores por parte de Don Felipe y Doña Letizia, una reunión de trabajo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y una cena de gala en honor del presidente Xi Jinping y la Primera Dama Peng Liyuan. La celebración de estos y otros actos es un claro reflejo de la amabilidad que pudimos sentir por parte de España y por la cual queremos expresar nuestra más sincera gratitud. Asimismo, esta visita muestra la gran importancia que el presidente Xi Jinping otorga a la Asociación Estratégica Integral establecida entre ambos países, tal y como ha afirmado él mismo en varios de sus discursos. En la misma línea se ha referido Su Majestad el Rey Felipe VI en las palabras que dirigió durante la cena de gala, asegurando que esta visita supone la renovación profunda de nuestra relación bilateral y es un claro símbolo de la sólida amistad y de los grandes progresos que hemos realizado conjuntamente para conseguirla. De este modo, queda patente la clara sintonía entre ambos jefes de Estado al expresar públicamente su plena confianza en el fortalecimiento de las relaciones bilaterales entre China y España.

 

Dentro de los logros obtenidos durante esta visita de Estado, cabe destacar la importancia de la declaración conjunta que firmaron ambos países, en la que se llegó a amplios consensos. Uno de los aspectos más relevantes de la declaración es la renovación y fortalecimiento de nuestra Asociación Estratégica Integral, establecida en 2005. Esta renovación impulsa el desarrollo de las relaciones bilaterales contribuyendo con ello a los objetivos de preservar la paz y promover la estabilidad y el desarrollo en el ámbito internacional. En la declaración, China y España se han comprometido también a reforzar el multilateralismo, basado en las reglas, el respeto y el beneficio mutuo. Además, nuestros gobiernos han mostrado que comparten la misma visión y se disponen a trabajar juntos en diferentes asuntos de la agenda global, como la lucha contra el cambio climático, el terrorismo, la no proliferación y el desarme, entre otros. En cuanto a la relación económica y comercial, la declaración reafirma la importancia de reforzar nuestros vínculos en este ámbito. Ambos países reconocen su gran potencial de cooperación y la declaración, junto a los acuerdos alcanzados durante la visita, profundiza y amplia el proyecto futuro de nuestra relación económica y comercial. Del mismo modo, con afán de acercar a nuestras sociedades, China y España profundizarán en la cooperación en el ámbito educativo, cultural, en materia deportiva y turismo. Esta declaración conjunta, con 36 puntos, es de gran calado y alcance, pues marca de manera detallada la posición de ambos países y la ruta para nuestras futuras relaciones bilaterales.

 

Además de la declaración conjunta, la reunión de trabajo entre los presidentes Xi Jinping y Pedro Sánchez concluyó con la firma de varios acuerdos entre China y España en materia de comercio, fiscalidad, cultura, ciencia y tecnología, así como la reactivación del Consejo Asesor Empresarial. Concretamente, se firmaron los siguientes acuerdos: tres memorandos de entendimiento, uno sobre el fortalecimiento de la cooperación en terceros mercados, otro sobre empleo y Seguridad Social, y un tercero sobre cooperación en ciencia, tecnología, innovación en el ámbito de materiales avanzados; un convenio de doble imposición; un protocolo fiscal adicional al acuerdo sobre el establecimiento de centros culturales; un acuerdo estratégico para impulsar la enseñanza del español en China, y dos protocolos de exportación, que facilitarán la exportación de la uva de mesa y la carne de porcino españolas en China. Además de los acuerdos institucionales, se firmaron diez acuerdos empresariales entre compañías españolas y chinas, que sin duda ayudarán a la mejora de la comunicación entre empresas de ambos países con el fin de facilitar el acceso a sus respectivos mercados.

 

Esta visita ha ampliado también el espacio para la cooperación en el marco de la iniciativa de la Franja y la Ruta. Basándome en mis diversos intercambios con colegas españoles, en las publicaciones de los diferentes medios de comunicación y think tanks de España, y en mi propia experiencia, he podido sentir el interés y el entusiasmo de la parte española por que se firmara un Memorando de Entendimiento en el marco de esta iniciativa. A pesar de que no se haya materializado, igualmente hemos conseguido notables avances y, en la declaración conjunta, se ha reconocido el potencial de esta iniciativa como plataforma de conectividad para fortalecer el intercambio y la cooperación en terceros mercados. Además, por nuestra parte, estamos complacidos de que el presidente Pedro Sánchez haya confirmado su asistencia a la segunda cumbre de la Franja y la Ruta, con la que esperamos se avance en la cooperación de ambos países, estrechando mayores vínculos y alcanzando logros de manera conjunta dentro de la iniciativa.

 

En el marco de las relaciones de China con la Unión Europea, como bien indicó el presidente Xi Jinping, España es un miembro relevante y, a su vez, un buen amigo y socio de China dentro de la UE. Tanto es así que España ha sido el primer destino europeo que ha visitado el presidente chino tras su reelección. Además, en la declaración conjunta suscrita por los gobiernos de ambos países, China y España expresan su satisfacción por los resultados logrados en la 20ª Cumbre China-UE y sus deseos por una continua expansión de la colaboración constructiva entre la Unión Europea y China en los ámbitos bilateral y multilateral. Asimismo, declaran que China y España son conscientes de la necesidad de avanzar en las negociaciones para lograr un acuerdo de inversiones China-UE que facilite la interacción empresarial y promueva un mayor volumen de inversiones en beneficio mutuo, y que mejore la prosperidad de los ciudadanos. En este sentido, el deseo del presidente y de todos los chinos es que España siga jugando un papel positivo en el seno de la UE para promover el desarrollo sano y estable de las relaciones China-UE.

 

La fecha de la visita tiene, además, un significado aún más especial, ya que ha coincidido con la conmemoración del 45º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y España. El presidente Xi Jinping definió este tiempo como 45 años de creciente confianza mutua, 45 años de creciente cooperación y 45 años de creciente interacción cultural. Todo ello sin olvidarse de destacar el desarrollo sano y estable de los vínculos bilaterales a base de respeto mutuo, trato en pie de igualdad y cooperación de beneficio recíproco.

 

Considerando todo lo mencionado anteriormente, creo que no cabe duda de lo fructífera que ha sido esta visita de Estado, gracias a la cual se ha visto reflejada la cercanía existente hoy en día entre China y España, entre nuestros pueblos. Tengo la certeza, y así lo aseguraba el presidente Xi Jinping, de que, de ahora en adelante, China estará a la expectativa de afrontar las oportunidades y los desafíos junto con España para iniciar un nuevo capítulo de relaciones bilaterales y crear un futuro más promisorio en beneficio de los dos países.

Para sus Amigos:   
Imprimir
<