Hacia un sólido desarrollo de la relación China-España
Artículo del Sr. Embajador Lyu Fan y publicado en 27 de agosto por El PAÍS y China Hoy
28/08/2018

 

Hacia un sólido desarrollo de la relación China-España

Reflexiones a raíz del 45° aniversario de relaciones diplomáticas entre ambos países

 

Por LYU FAN*

En los últimos años el comercio y la inversión entre China y España han registrado un crecimiento sostenido. Las estadísticas chinas muestran que el volumen comercial ha crecido de 21.000 millones de dólares en 2014, año en que asumí el cargo de embajador en España, a 30.000 millones en 2017. Según las estadísticas españolas, el año pasado las exportaciones españolas a China se incrementaron un 30,9 % respecto al año anterior, superando ampliamente el aumento de las exportaciones chinas a España. Es así como se advierte una tendencia al equilibrio en el comercio entre ambos países.

El intercambio y la cooperación en todos los ámbitos también han tenido un gran dinamismo. En primer lugar, la confianza mutua política se ha consolidado y ambas partes se han apoyado recíprocamente en los temas de integridad territorial y unidad nacional, manteniendo amplios consensos respecto a muchos problemas internacionales y regionales importantes. En segundo lugar, la cooperación pragmática ha cobrado un gran desarrollo, y la cooperación económica y comercial tiene grandes perspectivas. En tercer lugar, los intercambios cultural y entre ambos pueblos son muy activos. Un creciente y constante número de turistas y estudiantes chinos viaja a España a conocer su cultura y aprender su idioma, lo que ha afianzado los cimientos del desarrollo de la amistad entre China y España.

Una antigua amistad

Como es bien sabido, las relaciones entre China y España se remontan a tiempos lejanos. A través de la antigua Ruta Marítima de la Seda, ambos países iniciaron el intercambio de productos antes de los Grandes Descubrimientos del siglo XV. Ahora, la iniciativa de construir la Franja y la Ruta, planteada por el presidente Xi Jinping, ha encontrado una respuesta positiva tanto del Gobierno como de las empresas de España. En junio de 2017, al reunirse con el presidente Xi, el rey Felipe VI expresó que la Iniciativa de la Franja y la Ruta tendrá un importante papel de empuje para la economía global y que España está dispuesta participar, bajo el marco de la iniciativa, en la cooperación en infraestructuras y energía.

A raíz de la investidura del nuevo Gobierno español, he tenido contacto con funcionarios de alto nivel en Madrid. Creo que este Gobierno presta mucha importancia al desarrollo de las relaciones con China y no va a cambiar su talante respecto a la Iniciativa de la Franja y la Ruta. En esta cooperación, China y España tienen un enorme potencial y es deseo mío presentar al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, a otros funcionarios gubernamentales, así como a los diversos círculos sociales los principios de deliberación en común, construcción conjunta y codisfrute y las perspectivas de la iniciativa, para así impulsar la cooperación bajo este marco.

El tren Yiwu-Madrid

Desde que se puso en funcionamiento a finales de 2014 hasta mayo de este año, el tren Yiwu-Madrid ha realizado un total de 291 viajes. A través de esta vía, China transporta una creciente cantidad de productos españoles. El comercio de productos de calidad, chinos y españoles, ha logrado enriquecer la vida de la población local, aumentar el intercambio económico y comercial, y ampliar la magnitud del comercio bilateral, exteriorizando el principio de beneficio mutuo que sigue la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

En estos momentos, los departamentos gubernamentales, las asociaciones gremiales y las empresas de España, en el marco de la Comisión Mixta de Cooperación Económica e Industria entre China y España, se muestran activos para implementar el importante consenso alcanzado por los líderes de ambos países respecto a la profundización de la cooperación pragmática y la explotación conjunta del mercado de terceras partes.

Estoy convencido de que al valerse de la plataforma de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, las empresas chinas y españolas lograrán impulsar un comercio que promueva la cooperación en áreas de inversión, en tecnología e innovación, a fin de liberar su potencial y alcanzar un propio desarrollo, impulsando así que la Asociación Estratégica Integral entre ambos países alcance nuevas cotas.

El crecimiento del idioma español

La reciente decisión del Ministerio de Educación de China de incluir la enseñanza del idioma español en los cursos que se imparten en las escuelas de secundaria permite ahora que los chinos tengan la oportunidad de conocer más la lengua y la cultura españolas, y que, a través de este puente que es el idioma, las dos culturas y naciones puedan integrarse una en la otra más profundamente. Espero que en el futuro haya un mayor número de personas conocedoras y entendidas de la lengua y la cultura chinas y españolas, y que aporten su grano de arena a la amistad entre los dos países.

Por su parte, los españoles siempre han manifestado un gran entusiasmo por aprender chino. Actualmente, el número de alumnos que lo aprenden supera los 40.000 estudiantes. Desde 2011 España ha liderado durante varios años consecutivos a nivel europeo el número de personas que cada año participan en el examen de HSK (que acredita el nivel de chino). Además, hay en España ocho Institutos Confucio y nueve Salones Confucio.

La importancia del turismo

El rápido aumento del número de turistas chinos en España revela justamente la magnitud cada vez mayor del turismo emisor de China. La historia, la cultura, los patrimonios, la gastronomía y el fútbol de España son atractivos turísticos cruciales que motivan a los chinos a viajar a este país.

Por otra parte, España ha tomado ciertas medidas que facilitan la atracción de turistas chinos, como la de crear agencias de visados y ofrecer más servicios en chino para mejorar las experiencias turísticas, lo que ha dado resultados satisfactorios. China y España, dos grandes países turísticos, pueden desarrollar aún más el intercambio y la cooperación en turismo, profundizando la comprensión y el conocimiento recíprocos, y aumentar en mayor medida el intercambio de visitas. Espero que las autoridades españolas competentes faciliten más la tramitación de visados, para así atraer a un mayor número de turistas chinos.

Respecto entre civilizaciones

Este año no solo conmemoramos los 45 años de las relaciones diplomáticas entre China y España, sino también los 400 años de la muerte del jesuita español Diego de Pantoja. Lo que más caracteriza a Pantoja como figura pionera del intercambio cultural entre China y España radica en su exhaustiva observación y valiosas reflexiones. En su dilatado estudio e investigación de la lengua y la cultura chinas, supo contactarse ampliamente con la gente de diversos estratos sociales e integrarse muy bien en la entonces sociedad china. Su ejemplo nos inspira a todos a reflexionar sobre el importante significado del respeto a la diversidad de civilizaciones, y sobre el aprendizaje recíproco entre estas. China y España deben incrementar la comprensión, el conocimiento y el aprendizaje mutuos, y sentar las bases para un desarrollo sólido y duradero de las relaciones bilaterales.

*Lyu Fan es embajador de la República Popular China en España.

Para sus Amigos:   
Imprimir
<