Discurso del Embajador Lyu Fan en Jornada Cooperación entre China y España en terceros mercados
25/09/2018

Excma.Sra. Secretaria de Estado

Estimado Sr. Director General

Estimado Sr. Xin Xiuming, Vicepresidente de la Asociación Internacional de Contratistas

Sras. y Sres:

Encantado de ser invitado de este simposio.

En 2013, el presidente chino Xi Jinping formuló la iniciativa de la Franja y la Ruta, conocida aquí como la "Nueva Ruta de la Seda". El objetivo es fomentar en el mundo una cooperación multilateral a la luz del principio de la consulta en común, la construcción conjunta y la compartición, así como hacer realidad en diversos países la coordinación de las políticas, la conexión de las infraestructuras, el comercio fluido, la integración financiera y la comprensión mutua entre los pueblos.

En el último lustro, hemos logrado éxitos alentadores a la hora de ejecutar la construcción de la Nueva Ruta de la Seda. El comercio con los países a lo largo de ella han alcanzado los 5 billones de dólares, y las inversiones directas suman más de los 80.000 millones. El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura ya cuenta con 87 países miembros, y ejecutan 28 proyectos de infraestructura en 13 países, que utilizan un total de créditos superior a los 5.300 millones de dólares.

España se ha mostrado siempre interesada en esta iniciativa, y es uno de los miembros fundadores del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura. Por mutua complementación en muchos ámbitos, China y España cuentan con amplias perspectivas de cooperación.

Los cinco años transcurridos son testigo de un rápido crecimiento de las relaciones económicas y comerciales entre China y España, en las que se destaca el gran aumento de las exportaciones españolas a China.

En 2017, el comercio bilateral registró el récord histórico, alcanzando los 31.000 millones de dólares. Ahora, China es el primer socio comercial de España fuera de la Unión Europea y el sexto en el mundo. Las exportaciones españolas a China llegaron a los 8.000 millones de dólares, un incremento del 31% respecto al año anterior. Hasta finales de 2017, las inversiones chinas en España habían sumado los 3.300 millones de dólares, y las inversiones directas españolas en China, los 3.700 millones.

Aquí quiero destacar la importancia de abrir mercados de terceros países. Creo que esta es la nueva vía y el nuevo modelo de cooperación internacional para construir la Nueva Ruta de la Seda.

En mayo de 2015, el primer ministro chino Li Keqiang señaló que China y España pueden desarrollar conjuntamente estos mercados, para compartir las ganancias.

En mayo de 2017, al reunirse en Beijing con el presidente y el primer ministro de China, el expresidente Rajoy también manifestó que España está dispuesta a trabajar con China para fomentar el aumento del comercio y la inversión y realizar la cooperación con terceras partes en la construcción de infraestructuras.

En mayo de 2018, al recibir en audiencia al consejero de Estado y ministro de asuntos exteriores de China Wang Yi, el Rey Felipe VI comentó que la iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda es de suma importancia para el desarrollo y la prosperidad regionales e incluso de todo el mundo. Sostuvo que España va a tomar parte activa en la iniciativa, explotar el potencial de la cooperación entre los dos países en comercio y otros ámbitos, y desarrollar la cooperación en mercados de terceros países.

En mi opinión, la manufactura de gama media de China y las tecnologías sofisticadas, la alta tecnología y avanzado concepto de administración de España, como ventajas, servirán de base para que las empresas de ambos países realicen esta cooperación. Esas ventajas ayudarán a ofrecer a la tercera parte productos y servicios de buena relación precio-calidad y competivivos, generando ganancias para las tres partes.

Sras. y Sres., decimos que los verdaderos amigos nunca se apartan por una larga distancia. España es el amigo y socio confiable de China. Nuestra Asociación Estragégica Integral, establecida en 2005, siempre ha sido el principio según el cual nos ayudamos y apoyamos mutuamente. Nuestras relaciones están marcadas por una creciente confianza política mutua y comprensión recíproca en cuanto a los importantes claves de ambas partes. Nuestro deseo es elevar las relaciones bilaterales a alturas más altas de la historia.

Creo que en la cooperación con terceras partes, si las empresas de ambos países aúnan fuerzas para poner en pleno juego sus ventajas comparativas, lograrán no solo su propio desarrollo sino también ayudarán a otros países y regiones a hacer lo mismo. Estoy convencido de que al explotar mercados de terceros países, nuestras empresas son capaces de abrir amplios horizontes.

Gracias.

Para sus Amigos:   
Imprimir
<