Portada > Información Importante
El discurso del Embajador Lyu Fan en el X aniversario del Instituto Confucio de Valencia
2017/05/18

Estimados invitados:

Amigos todos: Buenas tardes.

De las cuatro visitas mías a Valencia, oficial o privada, esta es de significación especial, porque el Instituto Confucio de Valencia celebra su X aniversario, un suceso importante en el intercambio cultural entre los dos países.

En primer lugar, quiero expresar mi más cálida enhorabuena y sincero agradecimiento al Instituto, a las instituciones colaboradoras, a los mastros chinos y españoles y a las personas interesadas en su desarrollo, por los esfuerzos hechos a raíz de su fundación hace diez años para enriquecer el intercambio entre China y España y aumentar los sentimientos de amistad entre los dos pueblos.

Los éxitos logrados por el Instituto en este último decenio son inseparables del fuerte apoyo del gobierno y del arduo trabajo de los empleados y maestros del Instituto, y lo más importante es que la población local muestra amplio reconocimiento y gran amor a la cultura y el idioma chinos.

Las culturas diversas del mundo son la valiosa riqueza de toda la humanidad, y la mejor forma para compartirla es el intercambio y el aprendizaje recíproco.

En estos momentos, los seis Institutos Conficio en España, que tienen inscritos a cerca de 10.000 alumnos, son bien acogidos en la localidad. Hace poco, el Instituto Confucio en la Universidad de Castilla-La Mancha ha abierto sus puertas, y dentro poco, el de la Universidad de Zaragoza comenzará su andadura.

Espero que estos Institutos, como centros de enseñanza del chino mandarín y plataformas de intercambio cultural, sigan haciendo contribuciones a transmitir y desarrollar la cultura tradicional china, promoviendo la diversidad de las civilizaciones, y también el progreso y la armonía entre China y España.

A petición del director Vicente Andreu, a continuación, voy a hablarles algo sobre la economía china y las relaciones bilaterales, y quiero centrarme en tres palabras clave: desarrollo, apertura y cooperación.

Referente al crecimiento económico chino, creo que los éxitos logrados por China en los 38 años de reforma y apertura son bien conocidos por los invitados aquí presentes. Ahora, quiero detenerme en la reforma económica y la tendencia de desarrollo en el presente y el futuro.

Sabemos que desde que se produjo la crisis financiera internacional en 2008, la recuperación de la economía mundial se ha mostrado difícil. Por lo tanto, impulsar el desarrollo y la reforma económica es inevitablemente la opción para la recuperación de la economía global.

En la actualidad, el gobierno chino está aplicando nuevas ideas y estrategias para la administración y gobernación del país, y ha establecido políticas económicas que se adaptan a la nueva normalidad del desarrollo económico.

En 2016, a pesar de la compleja situación nacional e internacional, logramos cumplir las principales metas establecidas para el desarrollo económico y social, emprendiendo con buen pie la ejecución del XIII Plan Quinquenal.

Veamos las siguientes cifras y hechos de 2016.

- el crecimiento económico de China fue del 6,7%, contribuyendo el 30% a la economía mundial;

- se crearon más de 13 millones de empleos;

- se aceleró la reestructuración económica, el consumo está jugando un papel propulsor al crecimiento y el valor añadido del sector servicio llegó a ocupar un 51,6% del producto bruto interno;

- se reforzó el saneamiento de la contaminación ambiental y se dieron pasos acelerados en el fomento de la civilización ecológica;

- siguió mejorando la vida del pueblo, y en las zonas rurales, la población pobre se redujo en más de 12 millones.

Con todo lo arriba mencionado, China ha dado pasos importantes en el proceso de culminar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada.

En la siguiente fase, lo que procuramos es seguir implementando la nueva concepción del desarrollo, centrarnos en la reforma estructural por el lado de la oferta, acelerar la expansión de la nueva energía motriz del desarrollo y la transformación de la tradicional, e impulsar que el crecimiento se mantenga en un ritmo medio superior y que las industrias avancen hacia las gamas media y alta.

Además, pugnaremos por progresar sobre la base de la estabilidad, para lograr un crecimiento sano y sin altibajo; y aplicaremos a fondo la estrategia de desarrollo propulsado por la innovación para revitalizar la economía real. Además, vamos a implementar las reformas cruciales para potenciar la fuerza motriz del crecimiento y la vitalidad del mercado. También debemos promover la civilización ecológica y hacer esfuerzos por mejorar el ecosistema y el medio ambiente.

Amigos, el presidente chino Xi Jinping señaló que "la aspiración del pueblo a una vida hermosa representa el objetivo de nuestra lucha."

En los más de trenta años de reforma y apertura, la población pobre rural y urbana se ha reducido 790 millones, cifra que representa el 72% del total mundial. Por eso, podemos decir que China ha jugado un papel muy importante en la reducción de la pobreza. De 2013 a 2016, en las zonas rurales de China, cada año 10 millones de personas han salido de la pobreza, siendo el número total de 55,64 millones.

El gobierno chino ha planteado que de acuerdo con las metas establecidas, el país podrá cumplir el objetivo de eliminar la pobreza absoluta antes de 2020. Esto significa que en este aspecto se logrará por primera vez semejante objetivo en varios miles de años. Así el rápido crecimiento económico beneficiará directamente a los chinos.

Voy a tomar prestada una frase de Confucio que dice así: "Quien tiene sabiduría está libre de perplejidad, el que es compasivo no titubea y el valiente no se arrendra."

En el proceso del desarrollo económico, estamos libres de toda perplejidad porque tenemos la suficiente sabiduría para analizar y enjuiciar objetivamente de la situación nacional e internacional.

Somos compativos porque, en este proceso, no vacilamos en poner siempre en primer plano la mejora de la vida del pueblo.

También actuamos con valentía y no nos arrendramos a la hora de afrontar las dificultades y desafíos.

Esta es la razón por la que el enorme barco de la economía china ha podido navegar con seguridad por el mar de incertidumbres, trayendo nuevas espectativas a la economía mundial.

Amigos, el crecimiento de China está estrechamente relacionado con la economía global, y ambos se promueven recíprocamente. En 2016, la economía china contribuyó el 33,2% al crecimiento del mundo; las inversiones directas chinas en el exterior crecieron un 44,1%, y el número de turistas chinos que viajan a países extranjeros superó los 100 millones.

Ahora, China es el mayor socio comercial de más de 130 países. Ha firmado 14 acuerdos de libre comercio con 22 países y regiones, y está negociando sobre la materia con 6 países y regiones.

Estamos gestionando las negociaciones sobre la creación de la Asociación Económica Integral Regional en Asia Oriental y EL Área de Libre Comercio de Asia Pacífico.

La China de hoy ya no es la "fábrica", sino un "mercado" del mundo; no solo es el país emisor de inversiones y turistas, sino también el promotor del comercio abierto.

En el contexto de la profunda globalización, practicar el proteccionismo comercial y beneficiarse a expensas de otros no tiene porvenir. Podremos alcanzar el desarrollo sostenible solo siguiendo el espíritu de beneficio mutuo y ganar-ganar y cooperando con otros países, para compartir con ellos la prosperidad.

En el pasado mes de enero, al intervenir en el Foro Económico de Davos, el presidente chino Xi Jinping dijo que si el mundo está bien, así será China; si ella está bien, el mundo será mejor.

Invariablemente vamos a aplicar la estrategia de apertura al exterior y promover la globalización económica, con el fin de construir una economía mundial innovadora. Queremos hacer esfuerzos junto con la comunidad internacional para promover que la economía mundial vaya encauzándose hacia un crecimiento vigoroso, sostenible, equilibrado e inclusivo, y para crear una comunidad de destino común.

Amigos, quiero hablarle también sobre la inciativa de construir la Franja Económica de la Ruta de la Seda y la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI, denominada como la Franja y la Ruta.

Desde su planteamiento en 2013, esta iniciativa ha recibido el apoyo de más de 100 países y organizaciones internacionales, y 40 de ellos han firmado con China acuerdos de cooperación. Hasta el momento, hemos invertido más de 50.000 (cincuenta mil) millones de dólares en los países a lo largo de la Franja y la Ruta para construir una serie de importantes proyectos. Todo esto ha contribuido a propulsar el desarrollo económico de estos países, y ha creado allí numerosos puestos de trabajo.

Dentro de pocos días, concretamente los días 14 y 15 de mayo, Beijing va a ser sede del Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, en el que estarán presentes el presidente Rajoy y dirigentes de otros 27 países. Se trata del foro del nivel más alto celebrado desde que se planteó la iniciativa hace tres años. Esperamos que el Foro sirva de plataforma para aunar fuerzas, lograr consencos y tomar medidas de cooperación, con el fin de alcanzar el objetivo de desarrollo conjunto y gana-ganar, en beneficio de los pueblos de diversos países.

Amigos, España es el amigo confiable e importante socio de cooperación dentro de la Unión Europea. En los 44 años de relaciones diplomáticas, los dos países han hecho esfuerzos conjuntos para desarrollar los lazos bilaterales, con resultados fructíferos.

Políticamente, nos respetamos mutuamente y confiamos uno en el otro. Hemos mantenido el intercambio de visitas de alto nivel, y aumentado la confianza política mutua. En su encuentro en la Cumbre del G20 el año pasado, el presidente Xi Jinping y el presidente Rajoy, llegaron a consensos sobre muchos asuntos. Además, en sus escalas técnicas en España, el presidente Xi y el primer ministro Li Keqiang, sostuvieron, respectivamente, encuentros con la vicepresidente Soraya Sáenz de Santamaría. En los intercambios entre parlamentos, partidos políticos e instituciones no gubernamentales, ambas partes siempre han expresado comprensión y apoyo mutuo, siendo fluida la comunicación en los importantes asuntos internacionales.

En lo económico, China y España son socios que cooperan sobre la base de beneficio mutuo. En estos momentos, Nuestra cooperación económica y comercial ha superado los impedimentos de la crisis de la deuda europera, y se ha presentado la buena tendencia de promoción recíproca del comercio y la inversión.

En 2016, el comercio entre los dos países fue de 27.400 (doscientos siete mil cuatro cientos) millones de dólares. China es el mayor socio comercial de España fuera de la Unión Europea, y España se sitúa en el sexto lugar como socio comercial de China dentro de la Unión.

Para finales de 2016, España tenía 2.292 proyectos y más de 700 empresas en China, con una inversión real de 3.520 (tres mil quinientos veinte) millones de dólares. Y las inversiones chinas en España habían superado los 2.200 (dos mil doscientos) millones de dólares. Estas inversiones abarcan no solo áreas tradiconales como telecomunicaciones y manufactura, sino también sectores como inmuebles, protección ambiental y medios de comunicación.

Los trenes de carga Yiwu-Madrid, que hacen el recorrido de 13.052 kilómetros, el más largo del mundo, han facilitado enormemente el transporte de mercancías entre los dos países. Pueden llegar a Madrid en 15 días.

En cuanto a nuestro intercambio cultural, puedo decir que este es el referente ejemplar del aprendizaje recíproco. El Instituto Cervantes en Beijing y el Centro Cultural de China en Madrid han tendido puentes de comprensión y amistad. Los eventos del Año Nuevo Chino, que se han celebrado durante 8 años consecutivos, han atraído a decenas de miles de españoles. Ahora el Museo de Nanjing y CaixaForum han patrocinado la exposición itinerante "Ming. El imperio dorado". Las obras del escritor chino Mo Yan, Premio Nobel de Literatura, el célebre pianista Lang Lang y el cine chino van adquiriendo poco a poco el reconocimietno del público español.

Tenemos razón para creer que el sostenido desarrollo y la apertura de China supondrá nuevas oportunidades para las relaciones bilaterales, y abrirá nuevos espacios para una mayor cooperación entre ambas partes.

Amigos, 2017 es un año muy importante para nosotros. El Partido Comunista de China va a celebrar en diciembre su XIX (decimo noveno) Congreso Nacional. Es el primer año de ejecución del XIII Plan Quinquenal de Desarrollo Económico y Social. Además es un año en que vamos a llevar a fondo la reforma estructural por el lado de la oferta.

Para terminar, quiero repetir el importante mensaje emitido por el presidente chino en Davos: Entre la apertura y el conservadurismo, entre la cooperación y el enclaustramiento, entre la reforma y seguir el camino trillado, China ha hecho la importante y correta opción, y será el estabilizador en medio de inestabilidad y desorden, y será la energía positiva en un mundo cambiante.

Queremos trabajar junto con España y otros países para construir un brillante futuro del mundo.

Muchas gracias.

Para sus Amigos:   
Imprimir