Portada > Información Importante
La Ruta de la Seda:del pasado al futuro
publicado el día 12 de mayo en el diario la Razón
2017/05/18

LA RUTA DE LA SEDA: DEL PASADO AL FUTURO

Lyu Fan

Embajador de China en España

En mi primera visita a Valencia, el sitio que más me impresionaba fue la Lonja de la Seda. Este antiguo y bello edificio -Patrimonio de la Humanidad- es testigo del comercio de la seda que florecía en la ciudad levantina gracias a la Ruta de la Seda de hace dos milenios, la que unía estechamente a los pueblos de Oriente y Occidente deseosos de compartir la paz y la prosperidad.

Hoy, más de dos mil años después, la antigua Ruta se va a revitalizar nuevamente, porque el presidente chino Xi Jinping formuló en el otoño de 2013 la importante iniciativa de construir la Franja Económica de la Ruta de la Seda y la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI (denominada de forma abreviada la Franja y la Ruta). Una vez que se ha planteado, la iniciativa ha captado gran atención y amplio reconocimiento de la comunidad internacional. Para entenderla profunda e integralmente, podemos hacer un análisis desde las siguientes ópticas.

En primer lugar, ¿cuál es la razón de su formulación?

Desde que se produjo la crisis financiera internacional, la economía mundial siempre ha carecido fuerza para recuperarse, y se muestra apático el crecimiento del comercio y la inversión internacionales. Los informes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo y del Banco Mundial revelan que en 2016 a nivel global las inversiones directas extranjeras bajaron un 13%, y el comercio solo creció algo más del 1%, siendo 2016 el peor año para el comercio mundial desde la crisis financiera de 2008.

Por otra parte, en el contexto del actual gran desarrollo de las fuerzas productivas, no carecemos de los recursos y capacidad necesarios para resolver los problemas; la clave consiste en que la fragmentación y la exclusividad de la actual cooperación internacional han imposibilitado una integración eficaz de recursos. Por lo tanto, el mundo necesita una plataforma de cooperación basada en apertura, inclusión y compartición, con vista a aunar fuerzas de todas las partes y afrontar conjuntamente los desafíos globales.

Es en este contexto en que se ha lanzado la iniciativa de la Franja y la Ruta, dirigida a crear en el momento justo y adecuado una plataforma de trabajo para la cooperación internacional. Se trata de un programa que apuesta por sortear los difíciles problemas que afronta la actual economía mundial.

En segundo lugar, ¿qué podemos hacer en el marco de esta iniciativa?

No debemos resumirla como una simple iniciativa de construir infraestructuras, porque su contenido trasciende a la esfera del trueque de productos, tal como se hacía en la antigua Ruta de la Seda. Abarca por lo menos los siguientes cuatros aspectos.

a) Unión de estrategias y políticas de desarrollo de los países para lograr una complementación mutua entre las ventajas y un desarrollo sinérgico, y resolver el desequilibrio en el desarrollo, así como la fragmentación de la cooperación internacional.

b) Superación de los "cuellos de botella" generados por la falta de infraestructuras, y explotación, desde el lado de la oferta, del potencial de crecimiento económico, con el fin de propulsar la conexión y comunicación de infraestructuras, que con fuerza irradiadora contribuirá a la coactuación entre los diversos países para el desarrollo.

c) Fortalecimiento de la cooperación financiera para crear un sistema de soporte del crecimiento sostenido y duradero de la economía mundial y mejorar la distribución industrial regional.

d) Profundización del intercambio amistoso entre pueblos, de modo que se formará un círculo virtuoso de cooperación económica e integración cultural, y se creará un entorno de desarrollo de paz y tranquilidad.

Por último, ¿cómo llevarse a cabo la iniciativa?

No se trata de un solo que interpreta China, sino un concierto que requiere la participación de todos. En las circuntancias en que la economía mundial experimenta cambios complejos y profundos, lo que más se valora es el espíritu de la Ruta de la Seda -apertura, inclusión, cooperación y ganar-ganar.

En los últimos más de tres años, a la luz del principio de deliberación en común, construcción conjunta y codisfrute, la iniciativa de la Franja y la Ruta, a partir de cero, ha tenido un ritmo de marcha y resultados mayores de lo previsto. Más de 100 países y organizaciones internacionales se han incorporado a la iniciativa y más de 40 de ellos han firmado con China acuerdos de cooperación. Las empresas chinas han invertido más de 50.000 millones de dólares en los países a lo largo de la Franja y la Ruta, poniendo en marcha una serie de proyectos importantes, lo que ha promovido su desarrollo económico y creado gran cantidad de puestos de trabajo.

"Una sola flor no basta para anunciar la primavera, y cuando se abren cien, la estación de flores impregna el jardín".

El 14 de mayo, la capital china va a ser sede del Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, el encuentro de amigos del más alto nivel desde la formulación de la iniciativa. El presidente Xi Jinping estará presente en el acto de inauguración del Foro y dirigirá la mesa redonda de líderes.

Los jefes de Estado o Gobierno de 29 países tienen conformada su asistencia al Foro y 1.500 invitados de 130 países de Asia, Eurasia, Europa, América del Norte, Latinoamérica y Africa también estarán presentes.

China espera valerse del Foro como buena coyuntura para promover la creación de una plataforma de cooperación internacional más abierta y eficaz; establecer, sobre la base del principio de deliberación en común, construcción conjunta y codisfrute, unas redes de asociación más estrechas y sólidas; y guiarse por la concepción de apertura, inclusión, cooperación y ganar-ganar, para propulsar la constitución de un sistema de gobernanza global que sea más justo, racional y equilibrado.

Confucio decía: "Cuando se alegran los cercanos, los lejanos se aproximan".

España es un importante partícipe de la iniciativa de la Franja y la Ruta. El tren de carga Yixinou, que efectúa el viaje en ferrocarril más largo del mundo, recorre 13.052 kilómetros para llegar a Madrid (el recorrido más rápido es de 15 días), pasando por siete países de Asia y Europa, facilitando enormenente el transporte de productos de ambos países.

Nos sentimos satisfechos con la asistencia del presidente Rajoy, quien se reunirá en encuentros bilaterales con el presidente Xi Jinping y el primer ministro Li Keqiang, respectivamente. Será el segundo encuentro entre líderes de ambos países en menos de un año después de la Cumbre del G20 en Hangzhou.

Además, algunas empresas españolas con fuerte competitividad internacional se presentarán en el Foro para deliberar programas de cooperación con homólogos de otros países.

Tenemos razones para confiar que la iniciativa de la Franja y la Ruta conducirá la cooperación prágmática entre China y España a una renovada y vigorosa vitalidad, de ahí el brillante futuro de la Asociación Estratégica Integral entre ambas partes.

Para sus Amigos:   
Imprimir